Probamos el Huawei P Smart, un teléfono que se destaca en la superpoblada gama media

Especificaciones mid-range como sus 3GB de RAM en combinación con ítems propios de un alta gama, entre ellos el desbloqueo facial y la doble cámara trasera.

Por Uriel Bederman para ULINK

Esta semana ha llegado a nuestra redacción el Huawei P Smart. Se trata de un teléfono que a la luz de su precio (11.499 pesos) compite en la gama media del sector móvil, un ámbito sin dudas complejo para los fabricantes pues está superpoblado, y esto no excluye al mercado argentino. Sin embargo este producto que el fabricante chino lanzó aquí hace sólo unos meses se las arregla para sobresalir en un océano lleno de peces hambrientos (hablo de la competencia, no de los compradores), y lo hace gracias al buen balance entre su precio y algunas especificaciones que no suelen aparecer en esta categoría.

Lo primero que atrae es su diseño, esencialmente sobrio, minimalista y elegante. La variante que he probado es la de color negro, y en este punto aparece una crítica: en la espalda del equipo quedan marcas del paso de los dedos, lo cual puede ser molesto para algunos usuarios detallistas.  Además es algo resbaladizo. Pero sin dudas, el veredicto final al hablar de su diseño es positivo.

El P Smart tiene un cuerpo delgado, en sintonía con equipos de la alta gama.

El P Smart tiene un cuerpo delgado, en sintonía con equipos de la alta gama.

Con un cuerpo metálico, su pantalla es de 5.65 pulgadas con cristal 2.5D (o sea, tiene los bordes ligeramente contorneados), tiene resolución Full HD (2160 x 1080 píxeles) y un ratio de 18:9, en línea con una tendencia que hemos visto surgir con fuerza en 2017 en la industria móvil y que se afianza en este 2018. El desempeño del display es irreprochable, entregando colores siempre realistas. Por lo demás, el agarre en mano es súper cómodo. Un dato apreciable: la relación cuerpo-pantalla es del 76 por ciento, un porcentaje que se aprecia en la gama media.

Otros datos a tener en cuenta en este terreno: pesa 143 gramos y su cuerpo tiene un grosor de 8.2 milímetros, en tanto próximo a la delgadez de los teléfonos de alta gama. Por ejemplo, el ostentoso iPhone X de Apple tiene un grosor de 7.7 milímetros, pero el Galaxy S9 de Samsung sube a los 8.5 milímetros.

Antes de ir a otros ítems en la ficha del P Smart, hagamos  una parada en la función One Touch, que es interesante. La misma permite utilizar dos aplicaciones al mismo tiempo, abriendo real paso a lo que llamamos multitarea.

Specs que asoman a la alta gama

Como anticipé, este teléfono de Huawei se anota en la gama media aunque apunta a más. Algunos ítems son propios de un mid-range contemporáneo, como su procesador Kirin 659 de 8 núcleos (4 a 2.36GHz y 4 a 1.7GHz) y sus 3GB de RAM. También es de gama media su capacidad nativa, de 32GB, que se puede expandir mediante microSD. La batería es de 3,000mAh; en la experiencia (considerando entre otros factores que se trata de un teléfono nuevo) superó con creces las 24 horas de autonomía sin pasar por una recarga, haciendo un uso tradicional.

En la cara posterior del smartphone encontramos la cámara doble y el lector de huellas que se puede utilizar además en la galería de fotos, para capturar imágenes y también para desactivar el despertador.

¿Cuáles son las características del P Smart que lo llevan a una gama superior a la que determina su precio de venta? Además de la mencionada resolución de pantalla, generosa para esta categoría, en este punto hay que comenzar hablando de seguridad biométrica. El teléfono cuenta con desbloqueo facial, seña que lo convierte en una rara avis de la gama media. Para activar esta característica es necesario realizar una configuración específica, tomando fotografías del rostro desde diversos ángulos para que luego el teléfono, desde su cámara frontal, reconozca el rostro del usuario para la tarea de desbloqueo. La barrera de seguridad puede ser aplicada en entornos como WhatsApp o Facebook Messenger para que dotar de privacidad al contenido. A esta solución biométrica se agrega la presencia de un lector de huellas que promete (y en la experiencia lo hace) un desbloqueo en 0.3 segundos. Este sensor está ubicado en la cara posterior del equipo, una posición que particularmente no me agrada, pero que en todo caso sólo requiere acostumbrarse. Además, permite a los fabricantes ofrecer equipos con la mayor cantidad posible de pantalla al frente.

Siguiendo con los elementos en la ficha técnica que exceden a un clásico gama media, tenemos que hablar de la inclusión en este ejemplar Huawei de una cámara doble en la cara trasera. Hay que recordar que este fabricante es pionero en este terreno, habiendo incluido cámaras duales en móviles hace muchos años atrás. Ahora las vemos también en la gama media, aunque aquí no hay que esperar grandísimas cifras: en este caso encontramos una cámara principal con dos sensores uno de 13MP y otro de 2MP. La propuesta es la usual: mejor enfoque, más velocidad para las capturas, y la posibilidad de realizar algunos efectos interesantes.  Por su parte, la cámara frontal es de 8MP, una cifra que sí es interesante –y suficiente, creo yo- para esta cámara destinada principalmente a las selfies. Un detalle lindo: se pueden realizar capturas mediante gestos de la mano, para no tener que hacer “piruetas” al momento de tomar una autofoto.

Destaco dos aspectos para finalizar. Uno de ellos, el P Smart ofrece dual Bluetooth, o sea, la posibilidad de vincular dos dispositivos en simultáneo. Y por último una breve pero necesaria referencia a la capa EMUI 8.0 de Huawei, que en este caso opera sobre Android 8.0 Oreo, que se destaca entre otras cosas por aprender de los hábitos del usuario para ofrecer una experiencia personalizada.

La capa EMUI de Huawei opera sobre Android 8.0 Oreo.

Conclusión

Lo digo siempre: ninguna reseña será justa si no se pone en el centro de la escena la relación entre el precio de venta del producto y sus especificaciones. En este caso, el veredicto es favorable para este teléfono de Huawei. El P Smart no tendrá todos los encantos de series más ostentosas de esta marca y de sus competidores (no esperemos que sea tan poderoso como un Mate 10 o un Galaxy S9), aunque creo que se convertirá en un nombre reconocido de la gama media. Quien ofrezca elegancia, cámara doble o desbloqueo facial en el terreno sub 10.000-12.000 pesos será recompensado por el consumidor. Como puntos en contra, algunos podrían esperar un puerto USB Type-C, aunque no hay mucho más para reprochar. Si tuviera que llevar el pulgar hacia uno de los lados, sin dudas será para arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *